El acoso laboral, también conocido como mobbing, es un problema mucho más común de lo que imaginamos. Se debe a que la mayoría de las no se presenta de manera directa y obvia, sino que el acosador perpetúa sus acciones de forma discreta, incluso cuando se lleva a cabo por grupo de personas. Sin embargo, no importa la manera en la que se haga, el mobbing siempre terminará con efectos negativos, tanto en la persona como en el ambiente laboral.

Aunque muchas empresas han empezado a tomar mayor interés por los derechos de sus empleados; aún existen muchas organizaciones que no entienden la gravedad de estas actividades y que tampoco le dan la importancia adecuada. Si aún no has tomado medidas de prevención y tampoco sabes cómo actuar exactamente ante estas situaciones, aquí te damos información crucial sobre su efecto en los ambientes laborales y qué puedes hacer.

¿Qué se considera como mobbing o acoso laboral?

Antes de adentrarnos en los efectos, primero es necesario tener una definición clara de lo que es el acoso laboral. De acuerdo con los profesionales, se trata del continuo maltrato verbal y mental que recibe un trabajador por parte de un individuo o grupo de personas. El objetivo del acoso suele ser lograr el daño psicológico o que la persona deje la organización.

La mayoría de las veces el acoso laboral se hace de manera sistemática a través de palabras, actos, gestos y escritos; que atentan contra la dignidad, la integridad física y psicológica de un individuo. El acoso laboral puede venir de cualquier persona en la organización, pero es muy común observarlo por parte de superiores o empleados más antiguos dentro de una empresa.

Las consecuencias en el ambiente laboral

La mayoría cree que el acoso laboral solo puede afectar a la persona que recibe el mobbing. Sin embargo, los efectos pueden extenderse hasta afectar toda la organización y la manera en la que se desempeña. Aquí mencionamos los principales efectos negativos de esta situación:

Disminución de productividad

Como es de esperarse, una persona que sufre de acoso laboral tendrá una disminución en su productividad. Sin embargo, esto no afecta solo al objeto del acoso. Muchas otras personas podrían verse desmotivadas al presenciar el mobbing, debido a que no se sienten contentos ni cómodos con sus compañeros de trabajo.

Ausentismo por enfermedad

Las personas que sufren de acoso laboral a menudo suelen ausentarse por enfermedad como una excusa para escapar del mismo. Esto tiene graves consecuencias en el ámbito financiero de la empresa, sin mencionar que también afecta la organización.

Abandono de puestos y mayor rotación de personal

Si el acoso laboral es frecuente, los empleados abandonarán sus puestos con mayor frecuencia. Aunque parezca insignificante, una mayor rotación de personal se traduce en desorganización, trabajo en equipo ineficiente, pérdida de talentos y trabajadores valiosos, mala reputación y tareas incompletas. Sin mencionar que, si el afectado decide tomar acciones legales, ambas personas podrían terminar abandonando la empresa por elección y por despido.

¿Qué hacer ante el acoso laboral?

Existe muchas formas de enfrentar el acoso laboral, incluyendo acciones legales. Sin embargo, para poder arrancar el problema de raíz, primero es necesario recolectar pruebas que permitan tomar acciones directas. Una vez se comprueba el mobbing y la magnitud del mismo, tanto el afectado como la empresa pueden decidir qué acciones tomar ante la situación.

Algunas de las opciones son terapia para el acosador y el acosado, manejar la situación de manera privada y llegando a un acuerdo, el despido de alguno de los empleados (el cual debe estar justificado de manera adecuada) y una demanda.

Hay que tener en cuenta que la recolección de pruebas siempre debe hacerse de manera profesional y legal. Para ello se requieren licencias y permisos, además de herramientas adecuadas para el trabajo. En DETECTIB podemos ayudarte a lograrlo de manera discreta, rápida y con pruebas contundentes.

Tratamos cualquier caso de manera privada para evitar repercusiones en la reputación de tu empresa; además de considerar cómo la investigación podría afectar la salud y el bienestar del acosado. Contáctanos y te asesoramos para saber cómo actuar ante casos de acoso y mobbing.