Seleccionar página
Investigaciones patrimoniales detective privado
En este sector, no es extraño encontrarnos con casos de impago sujetos a investigaciones patrimoniales, donde el involucrado suele someterse a observación por; retención ilícita del dinero, modificaciones en el tratado o cancelación repentina del mismo e incluso información incorrecta o falsificada –solo por nombrar algunos casos–. A esto se suma una lista de pretextos de los deudores. Por lo que analizaremos algunos de los más comunes, qué tan reales pueden ser y cuándo es recomendable contratar un detective por caso de impago.

De esta forma, daremos paso a una serie de investigaciones complejas, en las que un profesional privado identificará los objetos patrimoniales bajo custodia del individuo. En este sentido, desentrañando cualquier falsificación o engaño económico, escondido mediante excusas que rara vez son reales. En un intento por ocultar la verdad tras el impago, lo que casi siempre termina en el embargo del producto en cuestión.

Eso no es mi culpa

No recibí el solicitante de pago”, es sin duda una de las excusas más recurrentes de toda la industria. Esto en la mayoría de los casos, no es más que un intento por evadir cualquier atisbo de culpa o acusación hacia la persona. Pero no conforme con eso, intentará desembocar el problema en algún tercerocasi siempre en el servicio de correo–; resultando en una de las escapadas más sencillas (y al mismo tiempo obvias) de la situación. Una que no hace más que ocasionar problemas a personas sin relación, quienes generalmente resultar ser inocentes.

Estoy esperando un pago

Una de las excusas de impago más clichés de la lista, donde el deudor afirma que no recibió cancelación de sus clientes y por ende; realizará nuestro pago próximamente. Esto se debe que cree que cuenta con el derecho de retener nuestro dinero. Aunque sí que podría ser válido en este caso, siempre que se haya tratado este punto durante el acuerdo. En caso contrario, resulta más que obvio que deberemos tomar cartas legales en el asunto.

Ya pagué la factura

Esta es una de las respuestas más graciosa e irónicas a recibir. Ya que nunca falta el típico que –con todo el descaro del mundo–, asegura estar libre de culpa. Debido a que en algún momento de vago recuerdo, terminó por cancelar la factura. Sin embargo, esto no se ve reflejado en el banco e incluso el deudor no parece tener pruebas de ello; sino todo lo contrario, terminando por desembocar la culpa en su servicio de envío.

Seguramente se perdió en el correo

Otro que va la mano con el punto anterior es “el pago está en el correo”, dando a entender que este se nos entregará en “algún momento. Básicamente, un intento de retrasar al máximo el embargo que indudablemente está por venir, cuando hoy en día es muy difícil perderlo dentro del correo. Sin mencionar que la cancelación y entrega de sus facturas, son responsabilidad únicamente del deudor –algo de lo que muchos son ignorantes–.

¿Cuándo contactar a un investigador?

Todas estas excusas son válidas para contratar un detective encargado de investigaciones patrimoniales. Pero una de las más obvias sería cuando se incluye a un tercero en la discusión; ya sea el servicio de correo electrónico, un cliente del deudor o cualquier otro contacto. Ya que no solo no podría tener algo que ver con el caso, sino que incluso ayudará a conseguir información relacionada al problema; resultando en una posible retención ilícita de nuestro dinero.

De esa forma, se obtienen grandes cantidades de información relacionadas con las investigaciones, brindándole un informe al contratante y dejando en claro la situación de los objetos patrimoniales del deudor. Asimismo, abriendo la puerta a un posible procedimiento judicial, donde el deudor es acusado de circunstancias de impago, retirándole los bienes o el patrimonio embargable.

Pero eso no es todo, ya que estos no son los únicos casos que manejan los detectives privados, sino que existen muchas solicitudes relacionadas; tales como problemas de herencia, fugas de información, contraespionaje industria, investigaciones de bajas laborales fraudulentas, sospechas de infidelidad, control de menores y localización de personas.

Todo esto y más lo encontrarás en DETECTIB, donde te ofrecemos uno de los mejores servicios de detectives, criminólogos y criminalistas; especializados en servicios de investigación privada, cuyo equipo es uno de los mejor preparados de Europa. Al mismo tiempo que resulta uno de los más económicos. Por lo que no dudes en contactarnos a continuación.